lunes, 18 de mayo de 2009

El primer caso de fiebre Liduvinina:

La fiebre "Liduvinina" es un extraño caso de temperaturas erráticas que oscilan durante el transcurso del dia. Podría ser tratada como una gripe virosica normal, pero esta variante del virus se ve acompañada por una necesidad imperiosa de cuidados y cariños. Horas de reposo, películas, libros y desayunos en la cama son algunos pasos del procedimiento recomendado para tratar a las/los pacientes de esta dolencia que solo afecta a parejas enamoradas.

Adivinen quien fue el primer caso de esta dolencia? Si, adivinaron. Esta semana me dedique a malcriar a su escritora favorita del presente blog. Entre mimos y demases, le prepare una carta en la cual se detallaban los platos que servía mi exclusivo servicio de caterin. Con ustedes, Le´ menú:

  • Recuelo de granos al vapor con efervescencia de calostro, acompañada de chusco gratinado con naterón.
  • Bifecitos de soja empachados en partículas de pan con maridaje de tomaínas al oreganato.
  • Infusión galesa con bondades de apicultor.
  • Revolución de soja con adobo bermellon rematado con solemne cuajo fundido.
  • Albumina turbulenta acechada con impetuoso requesón, sobrecogida con cebollinos dorados en marmita.
  • Aceleración bacteriana de lactosa con un dejo de frutos acopiados en el bosque. 

Difícil elección, lo se, todo suena suculento. Intrigante. Es la versión antigripal de un restaurant afrodisiaco. Ahora, la interpretación de los mismos queda a manos del distraido lector. Y si se anima, mande "alto menú" al 2020.

Si se anima...

Buena semana! 

sábado, 9 de mayo de 2009

ÑÑÑÑÑÑÑ

ññññññññññññññññññññññññññññññññññññññññ
ññññññññññññññññññññññññññññññññññññññññ
ññññññññññññññññññññññññññññññññññññññññ
ññññññññññññññññññññññññññññññññññññññññ
ññññññññññññññññññññññññññññññññññññññññ
ññññññññññññññññññññññññññññññññññññññññ

ñññññññ
ñññ
ññ

Sepan disculpar las molestias ocasionadas. Decidimos contratar un ayudante para que nos de una mano y asi mantener el blog lo mas actualizado posible, pero creo que cometimos un error. Nuestro nuevo coequiper, Indiana, tiene severos problemas con la bebida.




La proxima semana voy a cambiarle el agua por licor, y con mucha suerte mediante, puede que use una letra mas.

Buen fin de semana!

lunes, 4 de mayo de 2009

Cool-tura Teatro (Parte 1)

(La primera de unas entregas sobre lo que vimos en el teatro, con la opinión de Liduvina, seguramente Carra en los comentarios haga su aporte)

Anteriormente, Carra se encargó de mencionar las películas que vimos juntos en el cine y me dejó la posta para que yo me encargue de lo que vimos en el teatro.

Quiero aclarar que NO SOY crítica de arte, y jamás lo seré. Lo que van a leer a continuación es MI (espero que no tan humilde) opinión.

La mayoría de estas obras están en cartelera, por lo que todavía pueden ir a verlas.


The Pillowman

En el teatro Lola Membrives. Una comedia bastante oscura, interpretada por Pablo Echarri, Carlos Belloso, Carlos Santamaría y Vando Villamil.

Personalmente, entré en la sala con todo el prejuicio, sobre todo por Echarri. Pero a eso apuntaremos después.

La obra narra la historia de un escritor de cuentos, que es detenido por la policía sorprendentemente, acusado de terribles crimenes contra niños.

Mucho, muchísimo humor negro (del que me gusta) y una mezcla rara entre comedia y drama muy bien llevada por todos los actores.

Con respecto al galancito, fue una aceptable interpretación, ayudada por la caracterización externa (vestuario, peinado y maquillaje), pero no logró aflojar con la respiración digna de “María, soy tu padre”. Más allá de eso, me sorprendió. Para bien.

Ahora, lo que voy a aplaudir de pie hasta el fin de mis días fue la actuación MA-RA-VI-LLO-SA de Carlos Belloso. Increíble, imperdible, admirable.

Echarri mantiene con presencia diálogos larguísimos y Carlos Belloso se va al carajo con su interpretación.

La puesta en escena es excelente, unos cuadros sobre el escenario que son asombrosos y la obra en general te divierte pero con un restito de culpa en el fondo.

Lutherapia – Les Luthiers (Marcos Mundstock, Carlos Núñez Cortés, Carlos López Puccio, Daniel Rabinovich y Jorge Maronna)

Casi sin escenografía en la que refugiarse, con el mismo vestuario toda la obra (ocasionalmente algún elemento) pero acompañados de los instrumentos más extraños y efectivos que he visto, salen a escena con un nuevo show.

Como indica el nombre, Mundstock y Rabinovich interpretan a un psicólogo y a un paciente que mantienen diálogos terapéuticos, que funcionan como pequeños sketch pero a la vez anticipan lo que está por venir y dan la introducción para un nuevo número.

Como siempre, juegan con un sutil enredo gramático, con diferentes estilos musicales, y con remates aparentemente inocentes pero cargados de intencionalidad.

No sé si soy muy objetiva con esto, pero fue: BRILLANTE.

Garpan la entrada de principio a fin y verlos bailar cumbia fue grandioso. Si tienen la oportunidad, vayan y vean.

Cómico Stand Up 4 (Sebastián Wainraich, Peto Menahem, Martín Rocco y Dan Breitman)

El Stand Up tiene que ser MUY BUENO para gustarme. En general, me parece una estupidez. Realmente.

No sé si decir que ésta fue la excepción, pero estuvo muy cerca.

Cuatro actores, monólogos humorísticos, algunos remates ya conocidos.

PEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEERO, doy un crédito: Fuimos el día del estreno.

Como actriz puedo aconsejar: NUNCA vayan a ver una obra el día del estreno.

Pero volviendo, fueron monólogos divertidos, me hicieron reír, sí. Y compartimos sala con todos los famosos que fueron por el estreno.

Lo que sí quiero destacar es la maravillosa performance de Dan Breitman. Se bailó todo, cantó, actuó. Yo nunca lo había visto en escena y me dejó con los ojos bien abiertos.

Ah, y una frase gloriosa de Wainraich, comparando el fútbol con salir a caminar: “Mi mujer me dice que salgamos a caminar. ¿Quién gana cuando salimos a caminar? ¡¿Cuándo se termina el caminar?! ”

Lo recomiendo, es una buena opción para relajar la mente.

(Continuará...)