sábado, 25 de septiembre de 2010

Esas tristes alegrías...

Creo que el sueño de la casa propia es el que mas visita por las noches a la humanidad alquiladora en general. Yo, a pesar de los retos de Liduvina, no puedo evitar verlo como algo muy lejano. Es una época difícil tanto como para el que quiere comprar como para el que quiere construir. Pero bueno, no es ese el tema por el que me senté a escribir esta mañana de Sábado.

Nací en Avellaneda, estudie en Lanús, pero viví mas de 20 años en Temperley, partido de Lomas de Zamora. Barrio que no vio nacer demasiadas glorias: Gaston Gaudio, Juan Darthés, Jazmin de Grazia...Siempre le tuvimos envidia al vecino barrio de Banfield por su Roberto Sanchez, mejor conocido como Sandro,pero bueno, por lo menos tenemos un campeón de Roland garros. Otra vez desvirtué, me levante disperso. Sepan disculpar.

Imagen que no tiene que ver con nada, pero es un buen capitulo

Pase mis primeros 25 años bajo el mismo techo que mis padres y hermano. El que dijo que 20 años no son nada vivía muy probablemente duro o congelado al lado de Walt Disney. Deje la casa paterna para ir a compartir el alquiler con la otra escriba del presente blog, pero la casa que me vio nacer siempre estuvo ahí. Hasta ahora.

Esa casa se vende. La va a ocupar otra gente, que quizá la tire abajo para construir otra cosa. Va a dejar de estar ahí para cada vez que tenga ganas de volver. Mis viejos se mudan a un lugar mejor, mas cómodo, y eso me pone feliz. Pero no puedo evitar esa sensación de melancolía. Ese patio donde el pasto no crecía de tanto jugar, donde descansan algunas de mis mascotas, donde quedaron enterrados tantos "tesoros" que ya ni me acuerdo...

Hoy vimos "UP", la peli de Pixar con Lidu. Tiene mucho que ver con esto. Al final el viejito dice "es solo una casa". Lo importante son los recuerdos que siguen con nosotros.

Y los que vendrán.


miércoles, 22 de septiembre de 2010

La basura

Hace casi dos años que vivimos juntos y jamás JAMÁS saqué la basura.

No es una cuestión egoísta ni cómoda es sólo que las publicidades me quemaron la mente.

Resulta que tocar la basura me da la impresión de que se me van a subir a las manos esos bichos feos que muestran en todas las publicidades de desinfectantes:

No puedo, no puedo, no puedo tocar el tacho de basura (mucho menos la bolsa).

Hace unos días me puse creativa con el escritorio de nuestra PC y lo dejé así:


Cuando Carra llegó del laburo y lo vio me dijo: "Vaciá la papelera. ¿Ni esa basura sacás?"

Linda manera de echármelo en cara...

domingo, 12 de septiembre de 2010

¿Ven por qué tengo que ir al supermercado?

Lidu: Bueno, entonces acordate de traerme toallitas

Carra: ¿De cuáles?

Lidu: Ultrafinas con alas

Carra: Sin perfume

Lidu: Sí, sin perfume

(Después de unos minutos vuelve)

Carra: Como me confundí y no sabía qué traerte, te traje esto:



Bueno, lo intentó y a uno más o menos le pegó

jueves, 9 de septiembre de 2010

Una de las cosas que nadie hace...

...pero que si las haría, seria de mucha, muchísima utilidad para alguien como yo y la humanidad en general.

Este post esta dirigido a todas aquellas personas que al acercarse a algún acontecimiento que amerite obsequios (cumpleaños, festividades y afines) sucumbe inicuamente ante la desesperación y la duda, generando stress en el mejor de los casos. Cual seria el peor de los casos? Lo que suelo hacer yo: no regalar nada. Es así, la duda nos convierte en canutos, amarretes y/o desagradecidos. Por lo menos suplo la ausencia del presente con simpatía y jarana, pero las historias se me acaban, los chistes se repiten (preguntenle a Lidu si no) y el publico rara vez se renueva.

Esto se soluciona de una manera muy simple: Dejen asentado en algún lugar (blog, facebook, twitter, la puerta de la heladera) lo que les gustaría que le regalen. Queda feo, puede ser, pero no va a haber margen para el error y el caos. Sepan que estarán evitando futuras ulceras o acidez crónica. El mundo seria un lugar mejor! La crisis en medio oriente no existiría si Ala habría sabido que regalarle a Jehova!

En fin, estas son algunas de las ideas que se me fueron ocurriendo para el venidero 16 de Febrero (29 años y contando):

  • Biografía de un Superheroe, de Zambayonny
  • La bibliografía de Julio Verne (acá hay para elegir)
  • El box de la trilogía del Padrino
  • La remera "Bazzinga" de Big bang theory
  • Una placa de vídeo para la pc
  • El comic de V de vendetta
  • Alguna temporada de Family guy o Futurama
  • Películas de Monthy Python
  • Un saxo, para no tener mas excusas para estudiar saxo.
  • Una torta de crema y dulce de leche, cubierta de chocolate
  • Lentes de sol
  • Un sombrero (no gorro, dije sombrero)
  • Auriculares bluetooth para el celular
  • Ojotas comodas talle 45. Parece facil, pero no lo es.
  • Una agujereadora con percutor

Y si están leyendo esto, Brad y Angelina, ustedes que acaban de comprar una campiña en Italia y gustan de la beneficencia: hay un niño muy, muy pobre que vive en Caballito y llora todas las noches por que no tiene esto:


El baúl con los cómics de Preacher en forma de biblia, dentro de un cofre. Son $900 mangos. Un vueltito. Harían un niñito muy feliz con su desinteresada generosidad.

Vieron que simple? Anímense a hacerlo, acá debajo mismo si ustedes quieren "sugerir" o "tirar" ideas para sus venideros festejos.

(Cupos limitados, reserve su regalo con anticipacion, promocion valida para todo el pais menos para la Pampa)

martes, 7 de septiembre de 2010

Esas respuestas que uno no espera

Carra: Bueeeeeno, me voy al super

Lidu: ¡Yo voy con vos!

Carra: No, porque cuando venís conmigo gastamos mucho más

Lidu: o_O

viernes, 3 de septiembre de 2010

Turismo Medico:

Estas ultimas semanas me la pase rompiendo uno de los 3 mandamientos de los Carratelli (mi apellido, de ahi el Carra). Somos una pequeña familia de origen italiano respetuosa de nuestras pequeñas y estúpidas tradiciones. Son tres simples items a seguir:
  1. Un Carratelli no va a la Iglesia, bajo ninguna circunstancia.
  2. Un Carratelli no usa paraguas, aunque llovizne o diluvie.
  3. Un Carratelli no va al médico ni siquiera agonizando.
Somos muy pocos portadores del apellido en la familia. No es para menos, una buena tormenta nos genera gripe, morimos jóvenes de fiebre y vamos derecho al infierno.
Hasta hace unos años atrás había (o yo creía) que existía un 4to mandamiento: "No bailaras". Pero en un casamiento vi a mis padres bailando Rock, y los movimientos de cadera de mi padre arrojaron por tierra mi creencia. Solo soy un patadura sin remedio y se acabo. Dios me privó de esa habilidad para darme otras, como por ejemplo....emmm...Tetris! Soy muy bueno jugando al tetris.

En fin, el tema es que hace unos meses venimos con inconvenientes en la cama. Lidu me pide que pare, pero no hay caso, soy una bestia, una maquina imparable.Roncando, obviamente.
Roncar es un acto totalmente inconciente para el que lo genera, es una especie de sonambulismo de las adenoides. Solo se que me acostaba en la cama y me despertaba con dolor de garganta...en el sillon. Si, la cosa se puso pesada, asi que no me quedo otra que romper el mandato sanguineo.

Fui al otorrinolaringologo (la palabra mas usada en la historia del ahorcado). El Otorrino me mando a una nutricionista. La nutricionista me mando a hacer electro cardiogramas, análisis de sangre y orina. Ah, y que vea a un traumatologo. El traumatologo (de nombre Primitivo. No jodo, se llama así) me mando a hacer kinesiologia. El kinesiologo me mando al gimnasio. El dueño del gimnasio me mando al mecánico. El mecánico me cambio la batería del auto y me mando a un tapicero. El tapicero me arreglo el asiento y afortunadamente no me mando a ningún lado.

Así que todo salio bien. El auto cada día camina mejor, un maquinon.

Oliverio, el Ochentomovil

Y bueno, yo voy bajando 5 kgr y gracias al cielo, volví a la cómoda y confortable cama. Me siento mucho mejor, de verdad. Mas allá que a veces sueñe que los sanguches de miga vienen hacia mi, la voy manejando bien. Bastante bien.
Te das cuenta que estas entregado cuando hasta las galletas de arroz te parecen ricas. Si, esas que parecen de telgopor. Ya no tengo códigos. En fin!

Que tengan un muy buen fin de semana, llueva o truene o estén a dieta!